User Tools

Site Tools


gisw:isw2008pangea_es

Informe GISW 2008 España

Leandro Navarro, Assumpció Guasch

Introducción

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) constituyen un mercado en el que diversas industrias, productores y consumidores convergen, pero también un espacio público donde los ciudadanos y las organizaciones viven e interactúan. Aunque el mercado de las TIC es enorme y abarca una gran parte de la población, el espacio público de las TIC como una estructura social donde los ciudadanos y las organizaciones ejercen el derecho a la comunicación es frágil y subdesarrollado. En este contexto, el presente informe se centra en la apropiación de la tecnología y de contenidos, aplicaciones y servicios relevantes a nivel local.

El acceso a la tecnología

El acceso a las TIC está muy extendido en España (Atkinson et al., 2008; OCDE, 2008), pero la calidad varía considerablemente entre las zonas urbanas y rurales. En las zonas urbanas, especialmente en las grandes ciudades, varios operadores de voz y de alta velocidad ofrecen buena calidad de acceso a Internet, mientras que las zonas rurales tienen menos opciones, de menor calidad e incluso sin ninguna cobertura. El mercado de servicios TIC está dominado por Telefónica, el operador del antiguo monopolio –el 81,8% de las líneas de teléfono fijo estaban operados por Telefónica en 2006, de acuerdo con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT)– y la competencia es aún más frágil en zonas menos pobladas. Aunque el gobierno tiene instituciones para supervisar y regular el mercado, y varias organizaciones defienden los derechos de los ciudadanos o grupos específicos (como los músicos y otros profesionales creadores de contenidos), el monopolio “de hecho” de Telefónica está arraigado, con una competencia bastante limitada y artificial entre los proveedores de servicios TIC. Al mismo tiempo, la calidad de los servicios de TIC es controvertido, especialmente los de telefonía y operadores de Internet, que registran un alto número de quejas por parte de los usuarios.

La telefonía básica y el acceso a Internet a baja velocidad, equivalente a una conexión a través de una línea de teléfono es prácticamente universal salvo en algunas zonas remotas. La tecnología más extendida para acceder a Internet a alta velocidad, que representa aproximadamente el 79% de las conexiones a Internet de alta velocidad, es ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line). Se registraron unos 6,6 millones de líneas ADSL en 2008 (CMT, 2008; OCDE, 2008) entre una población de unos 45 millones de habitantes. El acceso móvil es la tecnología de más rápido crecimiento. Esto incluye las ofertas de servicios de datos comerciales de los operadores de telefonía móvil, General Packet Radio Service [GPRS] y tercera generación [3G]), los operadores comerciales que ofrecen servicios Wi-Fi, y unas pocas organizaciones de base comunitaria que ofrecen las redes abiertas basadas en tecnología Wi-Fi, en particular en las zonas donde los operadores comerciales proporcionan poco o ningún servicio.

Las redes comunitarias inalámbricas tienen un notable desarrollo, ilustrado por Guifi.net con cerca de 5,000 nodos en 2008. Guifi.net es una red de propiedad de sus usuarios, y funciona aparte de los operadores comerciales. Está establecida principalmente en una zona rural donde la oferta de servicios TIC de los operadores comerciales es nula o muy reducida. Es una clara prueba de cómo una red abierta se puede establecer y mantener por una comunidad y cómo contribuye al desarrollo social y económico de la zona. Los gobiernos locales y las empresas locales también están involucrados, mostrando cómo una colaboración público-privada-comercial puede establecerse y mantenerse. Estas redes se han convertido en un incentivo para que los operadores comerciales ofrezcan servicios de TIC en las zonas de menor interés inicial, ya que las redes abiertas sirven para ampliar considerablemente la población de usuarios formados que demandan servicios TIC avanzados.

También hay un número creciente de contenidos, aplicaciones y servicios, a medida que más y más gente tiene acceso y utiliza Internet con regularidad. Hay un esfuerzo de la administración pública para que los ciudadanos puedan interactuar con ella a través de Internet - por ejemplo, en la Unión Europea (UE) y en el ámbito nacional con un plan para el desarrollo de la sociedad de la información y la convergencia con Europa (2006 – 2010), conocido como “Plan Avanza”. En la práctica, sin embargo, muchos servicios aún no se han generalizado. Se ha introducido una tarjeta de identificación electrónica para los ciudadanos, que contiene un chip con un certificado X.509 que se puede servir para la autenticación electrónica. Las leyes introducidas recientemente acerca de los servicios electrónicos (LSSI, 2002 y LISI, de 2007, sobre la base de las directivas de la UE) han establecido un marco jurídico más estable para que las empresas y los ciudadanos puedan tratar con contenidos, aplicaciones y servicios. Pero esto ha llegado con el precio de la introducción de burocracia, obligaciones de los proveedores de Internet y restricciones a la libertad de expresión y la privacidad que se consideran excesivas por varias personas y organizaciones.

Cada vez hay más conciencia del código libre y el código abierto. Una muestra es la adopción de aplicaciones de software libre como Firefox, el número de distribuciones de Linux, especialmente en escuelas y universidades, el número de eventos relacionados con software libre y el vigente debate sobre la adopción de software libre por las administraciones públicas.

El contenido creado en España está principalmente escrito en el idioma “español” (castellano). Una destacable excepción es la introducción en 2006 del dominio de primer nivel ”.cat” del sistema de nombres por dominios (DNS). Este fue creado para servir a las necesidades de la comunidad lingüística y cultural catalana. Se han registrado nos 30.000 dominios ”.cat” en sólo dos años de funcionamiento.

Contenido local

En España se hablan otros idiomas además del Castellano. Estos incluyen catalán (Català) en Cataluña, las Islas Baleares y en la Comunidad Valenciana; Aranés (Aranès), una variante del Occitano, en Cataluña; Vasco (Euskera) en el País Vasco y Navarra y el Gallego (Galego) en Galicia. También hay otras lenguas que no tienen ningún estatuto oficial, con un menor número de hablantes y menor demanda popular para el reconocimiento en sus zonas o insuficiente apoyo jurídico o institucional. Como indicador, el número aproximado de artículos en Wikipedia (muestra obtenida durante 2008) en diversas lenguas de España es la siguiente: Castellano 386000, Catalán 124000, Gallego 38000, Vasco 28000, Occitano 14000, Asturiano 11000, Aragonés, cerca de 10.000. Todos estos idiomas minoritarios tienen una relación asimétrica con el castellano, como lo hacen con el resto de las lenguas europeas habladas en la Unión Europea. Varias comunidades lingüísticas en España han hecho sentir su presencia en las instituciones de la UE desde el comienzo, pero la visible falta de apoyo institucional desde el gobierno español ha contribuido a que estas lenguas no hayan tenido una utilización eficaz en las instituciones de la UE y en sus páginas web. Un buen ejemplo es el Año Europeo del Diálogo Intercultural 2008. Si bien esta iniciativa encaminada a “explorar los beneficios de nuestro rico patrimonio cultural y las oportunidades de aprender de las diferentes tradiciones culturales” de 27 países sólo estuvieron representados 23 idiomas - y sólo el Castellano aparece entre las lenguas en España. Esto contradice los objetivos de España de la Estrategia Nacional para el Año Europeo del Diálogo Intercultural: “Para ayudar a este diálogo intercultural a establecerse como un proceso dinámico y permanente dentro de la sociedad española y hacer que ese proceso un mecanismo fundamental garantizar y facilitar la aplicación de los objetivos estipulados en la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales. Este fracaso en representar la pluralidad de lenguas en España es particularmente notable siendo esta una campaña intercultural.

El costo de la traducción es uno de los argumentos utilizados, pero hay contraejemplos, como www.europarl.cat, en que para mostrar su viabilidad una sola persona ha traducido al catalán y publicado prácticamente toda la web del Parlamento Europeo. El resultado es que por ejemplo lenguas como el letón o estonio (con menos de dos millones de hablantes) son oficiales, mientras que el catalán, con más de nueve millones de hablantes, no se reconoce a nivel europeo.

El canon por copia privada

El canon por copia privada se carga en la adquisición de diversos medios de grabación y hardware, tales como CDs, cámaras digitales y escáneres. Esto se hace para compensar a los productores de contenido de la copia privada de contenidos adquiridos, que es legal en España. Se estableció hace una década, y ratificado después de una intensa polémica durante la reforma de la ley de derechos de autor aprobada en diciembre de 2007. Nuevas tarifas han estado en vigor desde el 20 de junio de 2008. Esta tasa se recoge sin tener en cuenta el uso de los medios digitales y se distribuye de una forma bastante arbitraria. Tiene el apoyo de la industria tradicional de los medios de comunicación que se basa en la distribución de productos físicos (CD y DVD), pero ha sido rechazada por una gran parte de la población, la industria y las organizaciones profesionales. Sin embargo, de una innovadora comunidad de artistas han surgido modelos alternativos para la distribución de sus producciones artísticas.

Medidas de acción

Hay una serie de obstáculos que impiden la participación y la implicación de los ciudadanos en la sociedad de la información, así como algunas ideas para superarlos:

  • Los canales tradicionales siguen siendo utilizados por la administración pública, que no aprovechan las oportunidades para la transparencia y la apertura que ofrecen las TIC.
    • Los ciudadanos deben estar capacitados y las administraciones públicas obligadas a ser transparentes. Cada acción del Estado o presupuesto debe ser anunciado, documentado y debatido en público utilizando blogs, foros abiertos, y otras plataformas basadas en Internet.
  • La infraestructura de acceso y las redes son propiedad y están explotados por empresas privadas, con el apoyo de algunos gobiernos en las zonas geográficas menos rentables. Los ciudadanos tienen poca información y ningún control sobre el funcionamiento de las redes que apoyan a la Internet como un espacio público.
    • Más diálogo y más apoyo (jurídico y económico) es necesario para facilitar, desarrollar y promover la participación de los ciudadanos y las organizaciones de ciudadanos en la gestión de las redes. Esto requiere el establecimiento de planes, foros, mecanismos de seguimiento, informes, etc.
    • Las redes ciudadanas - redes creadas por los ciudadanos para el auto-servicio, tales como redes inalámbricas comunitarias - debe ser explícitamente apoyadas y protegidas, y no dejarlas en un limbo jurídico o vistas como una competencia desleal para los operadores comerciales. Son una alternativa viable para la creación de redes que están abiertas y pertenecen a la comunidad, especialmente en los lugares y las personas que no son el objetivo principal de las ofertas comerciales. Las leyes deben apoyar y proteger a estas iniciativas ciudadanas, con medidas tales como la asignación de espectro adicional, facilitar el establecimiento legal de las redes, y la introducción de leyes e incentivos fiscales para facilitar su desarrollo. Esto es especialmente importante en las zonas rurales y en zonas con personas excluidas de las ofertas comerciales.
  • Las industrias de proveedores de red, software e industrias de contenido audiovisual tratan de establecer monopolios ejerciendo presión sobre el poder político.
    • En cuanto a las redes, se deben desarrollar políticas más eficaces para reducir la ventaja de los operadores dominantes y crear mercados realmente abiertos. Esta necesidad es particularmente clara con Telefónica, que es el operador del monopolio de facto en España. Los operadores alternativos deben recibir un mejor apoyo.
    • En cuanto a software, debe alentarse la adopción de software libre por la administración pública. Deben desalentarse las presiones de las empresas con prácticas contrarias a la competencia como Microsoft.
    • En cuanto a contenidos, se deben proteger a los pequeños creadores de contenidos alternativos, innovadores frente a los grandes grupos de medios de comunicación nacionales e internacionales. También es necesario abrir un diálogo entre el gobierno, creadores de contenido, consumidores de contenidos y ciudadanos para encontrar un acuerdo aceptable para regular el mercado de contenidos. Deben investigarse nuevos modelos de negocio para la industria de los medios que sean ética y comercialmente más justos y aceptables, como una alternativa al injusto y regresivo modelo actual del canon.
  • Hay una necesidad urgente de establecer políticas para promover la diversidad de idiomas en la red. Dado que la tecnología no es neutra, debe adoptarse una acción a todos los niveles políticos para utilizar Internet para guardar, digitalizar, ampliar y promover el patrimonio cultural y lingüístico del país con sus diversos idiomas, mayoritario y minoritarios, reconocidos oficialmente o no. De lo contrario, Internet puede convertirse en un instrumento que erosiona el rico patrimonio cultural de la diversidad lingüística.
gisw/isw2008pangea_es.txt · Last modified: 2009/01/20 20:08 by leandro